Evalúan suspender Transmetro en partidos de fútbol claves de Junior

El vandalismo puso en jaque al sistema, pero la Alcaldía busca soluciones.

Tras conocerse la semana pasada que el Sistema Integrado de Transporte Masivo de Barranquilla no prestaría más su servicio durante los partidos claves de Junior, en vista del vandalismo que se presenta contra las estaciones y los vehículos, el inconformismo de la ciudadanía no se hizo esperar. 

Sobre todo porque la medida se sintió el pasado jueves festivo, cuando los aficionados tuvieron que regresar a sus casas a pie, luego de que la operación de Transmetro se supendió a las 7:10 p. m. cuando el equipo de la capital del Atlántico enfrentó al América de Cali, en el estadio Metropolitano, en un partido de la liga colombiana. 

Así las cosas, en vista de que para el próximo domingo se avecina el partido entre Junior y Nacional, también en Barranquilla, la Alcaldía hizo la gestión para que la Dimayor autorizara el cambio de hora del encuentro, de 8 p. m. a 4 p. m., con el fin de buscar, mancomunadamente con Transmetro, una operación que no interfiera con la movilidad de quienes asistirán al estadio. 

Este lunes, Transmetro dio a conocer que, por motivo del encuentro deportivo del próximo 30 de julio, el sistema operará como en un domingo normal. 

"Este lunes se analizará, junto con las autoridades del Distrito, la posibilidad de una operación especial para movilizar a los usuarios desde el estadio Metropolitano, cuando termine el encuentro deportivo. Una vez se definan, se darán a conocer los detalles de la operación del sistema", dijo un comunicado emitido por la empresa.

Tanto la Policía como la Alcaldía justificaron la solicitud hecha a la Dimayor aduciendo las posibles afectaciones producidas al sistema de transporte masivo cuando el mismo resulta insuficiente para el desplazamiento de los asistentes.

En lo corrido de 2017, Transmetro ha sido objeto de más de 160 ataques a sus buses en Barranquilla y su área metropolitana, lo que ha dejado como saldo unas seis personas heridas (cinco usuarios y un conductor)  y al menos 110 vidrios rotos.
 
Malestar general

La ciudadanía, especialmente la que asiste a los partidos de Junior, no dudó en manifestar su inconformismo. 

Clara Gálvis, una de las aficionadas que resultó afectada el pasado jueves 20 de julio luego de salir del estadio Metropolitano, pasó de la felicidad por el triunfo de su equipo 3-0 contra América, a la incertidumbre y el medio de no poder regresar a casa  a través de Transmetro. 

“No entiendo cuál es la finalidad de esta medida. Dijeron que para no ser víctimas del vandalismo, pero eso no se acaba quitando el Transmetro, sino vigilando mejor", dijo la mujer. 

Otro usuario de Transmetro describió que en los alrededores del estadio la presencia de uniformados de la Policía y el Esmad custodiaban los distintos locales comerciales, donde fanáticos se apostaron para presenciar el encuentro deportivo, pero estos no eran suficientes para garantizar la seguridad de los hinchas y la infraestructura física.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.