Con dispositivo, barranquilleros buscan bajar la accidentalidad

La empresa DST creó Kopilot, el cual detecta el cansancio y las distracciones cuando se conduce.

Más de 20 productos tecnológicos han sido creados por la empresa barranquillera DST en los 12 años que tiene de fundada por los ingenieros electrónicos Carlos Sánchez y Álvaro Betancur, pero fue hasta que detectaron que existía un público masivo que busca disminuir la accidentalidad cuando se está detrás del volante que se decidieron por enfocar sus esfuerzos en el sistema Kopilot, un sensor capaz de detectar el cansancio y las distracciones de los conductores.

Sánchez, gerente de la compañía que en la actualidad cuenta con un talento humano multidisciplinario de 37 personas, se remontó a la época en la que como estudiante de la Universidad del Norte ya soñaba con ser emprendedor, tener su propia empresa con la que le dejaría a la sociedad por lo menos un producto de consumo que le diera alivio a necesidades cotidianas.

En ese transcurrir de la vida conoció a Betancur, con quien lidera DST, cuyas siglas traducen las palabras diseño, soluciones y tecnología, y con la que ya le están llegando a mercados de países como Ecuador y Perú.

El ingeniero explicó que en medio del vertiginoso crecimiento que desde sus inicios tuvo DST, en cuanto a desarrollo tecnológico, fue hasta que sus clientes les describieron que necesitaban un sistema que persuadiera a los conductores de que se distrajeron o sufrieron un microsueño, que se dieron a la tarea de crea a Kopilot.

“Este sensor, que se instala al frente del conductor se encarga de monitorear variables directas sobre el rostro del conductor, tales como la apertura de los ojos y el movimiento de la cabeza, correlacionándolas con mediciones de la conducción como la velocidad y el movimiento del volante. De acuerdo con un conjunto de acciones, el sistema emite alarmas sonoras, intentando mantener al conductor en estado de alerta”, amplió Sánchez.

Pero Kopilot no solo persuade a los conductores si percibe gestos que se interpretan como cansancio o distracción ya que también permite la alternativa de consolidar esos datos y enviarlos a una plataforma web que compara los resultados con los de otros conductores que hagan parte de una empresa de transporte, por ejemplo. De esa manera, el departamento de riesgo de esa compañía podría idear planes de seguridad y así reducir los índices de accidentalidad.
 

La tecnología del dispositivo fue desarrollada mediante la visión por computador, en palabras de Sánchez, gracias a que las máquinas actuales tienen la posibilidad de ver lo que hacen las personas y transformar esas conductas en información.

“Nos enfocamos en empresas del sector minero, de carga y de transporte, por ejemplo, pero también en las personas por individual, pensamos en esa madre que lleva a sus hijos al colegio o el empresario que debe conducir de Barranquilla a Bogotá”, agregó Sánchez.

En el caso de las empresas que se dedican al transporte de pasajeros, Kopilot

Premio y plataforma 

El año pasado, DST resultó ganadora del Premio al Mérito Empresarial que organiza desde hace casi una década la Unisimón Bolívar de Barranquilla, el cual le dio un reconocimiento que se vio reflejado en credibilidad por parte de muchos de sus actuales clientes.

“Nuestro producto está expandiendo su usabilidad y creemos que en poco tiempo se va a ver una revolución en cuanto a empresas que lo van a implementar en sus vehículos. En EE. UU. cada año se registran pérdidas por el orden de los 400 millones de dólares por culpa de la accidentalidad en las vías, porque este es un problema que no solo es de Colombia, sino del mundo en general. Lo anterior sin contar con las pérdidas humanas”, manifestó.

El precio de Kopilot, que se ofrece en las ediciones plus y advantage, va desde 1,3 millones de pesos y se incrementa de acuerdo al ambiente en el que se va a utilizar, en el caso de que se necesite en un carro que se desplaza cotidianamente en una zona minera, por ejemplo.

DST trabaja en la consolidación y expansión de Kopilot en más países y en otro dispositivo que servirá para la medición de la polución ambiental. De acuerdo a las pruebas que ya se están haciendo, este sensor ha permitido que se detecten las zonas donde más contaminación existe para la implementación de planes de riego que sean puntuales.

“Hemos establecido que se puede ahorrar hasta un 40 por ciento de esa agua, lo que generará un impacto económico, social y ambiental sin precedentes”, dijo Sánchez.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.